MOLINAFERRERA

Toda la información, fotos, mapas de Molinaferrera


PARA SABER MÁS SOBRE MOLINAFERRERA

Si quieres saber más sobre Molinaferrera, pincha en este enlace

Molinaferrera

Pertenece al Ayuntamiento de Lucillo en un lugar del piedemonte de la Sierra del Teleno, a 1.120 m sobre el nivel del mar y junto al Duerna, siendo partícipe del interés biológico que ofrece el valle de ese río.

En el término aparecen restos romanos de época Altoimperial. El Castro de Valdeperal, La Muela o Las Reguillinas son los ejemplos más notorios, como también lo indican los foyos, los cascallales, el lugar llamado Las Masares y los canales de arrastre de agua relacionados con explotaciones auríferas. Si de la presencia romana quedan vestigios, no es así de un supuesto castillo que la leyenda le vincula con Fernán González, donde se refugió después de huir de la prisión a la que le sometió el rey leonés Ramiro II.

En el contexto arquitectónico del núcleo se conserva una antigua “casa de postas” y ejemplos de la casa tradicional. Este entorno ha posibilitado la instalación de alojamientos de turismo rural.

Hacia 1096 ya se la conoce como Molinaferrera, en el siglo XII como Molina Ferreira y en el siglo XVI como “Molina Herrera”. Su nombre posiblemente esté relacionado con la existencia de betas mineras. Pascual Madoz se refiere a ellas diciendo que “hay minas de varias clases, con especialidad de hierro”.

La iglesia de San Julián y Santa Basilea es la titular como parroquia. Es de tres naves y cabecera con bóveda de crucería del siglo XVI, en la que intervino el cantero Juan de Alvear. La espadaña fue reconstruida a principios del siglo XX. El retablo mayor es del siglo XVII, presidido por la imagen de San Julián y con un sagrario que destaca sobre el conjunto. Otros cuatro retablos se distribuyen por la iglesia, todos de traza barroca, entre cuya imaginería destaca un San Roque del siglo XVI y un Niño Jesús de la Pasión del siglo XVIII. La iglesia posee además un reloj de sol hecho de pizarra en 1689.

Si la fiesta de San Julián, patrono del pueblo, se celebra el 7 de enero, La Sacramental se hace el jueves del Corpus Christi, y la del el Santo Cristo de la Vera Cruz, el 14 de septiembre. Esta última concentra su devoción en la ermita del mismo nombre, que data del siglo XVII. En ella hay un interesante grupo escultórico que corresponde a un Calvario de traza gótica (siglo XIII).